Ud está aquí:
  1. Inicio
  2. Educación
  3. Divulgación científica
  4. Salud
  5. Salud 2013
  6. Controles de "boosting" en competiciones paralímpicas

Controles de "boosting" en competiciones paralímpicas

Fecha: 16/05/2013

Fuentes: Cheri A Blauwet, Harry Benjamin-Laing, Jaap Stomphorst, Peter Van de Vliet, Pia Pit-Grosheide, Stuart E Willick. Br J Sports Med. doi:10.1136/bjsports-2012-092103

Actualidad

-

Se define "Boosting" como la inducción intencionada de la disreflexia autónoma (DA) en atletas con lesión medular al nivel o por encima de la T6 con el propósito de mejorar el rendimiento deportivo.

Los deportistas con lesión de la columna cervical o dorsal superior pueden sufrir un reflejo simpático anormal llamado disreflexia autonóma (DA). Este reflejo se puede provocar mediante estímulos dolorosos en la parte inferior del cuerpo, especialmente por la distensión o irritación particular de la vejiga urinaria. Los síntomas de la disreflexia incluyen una rápida subida de la presión arterial, dolor de cabeza, sudoración, presencia de manchas en la piel y cutis anserina (piel de gallina). En los casos graves puede producirse confusión mental, hemorragia cerebral e incluso el fallecimiento del afectado. Dado que la disreflexia autónoma puede ser involuntaria o provocada deliberadamente ("boosting"), siendo en ambos casos peligrosa para la salud, el Comité Paralímpico Internacional prohíbe competir en estado de disreflexia y la realización de cualquier intento deliberado para provocarla.

Por primera vez se ha realizado un control de DA en tres competiciones internacionales paralímpicas. Así mismo, se realizaron actividades educativas dirigidas a los deportistas y al personal de apoyo sobre los peligros del DA. Se controlaron deportistas de modalidades deportivas relevantes: atletismo (carreras en sillas de ruedas, clases T51/T52/T53) y ciclismo manual (H1). Los parámetros claves incluyen datos demográficos del deportista (genero, país de origen), datos de clasificación y tensión arterial. Valores extremadamente elevados de tensión arterial se consideraron como marcador indirecto para DA, y una tensión arterial sistólica mayor o igual a 180 mm Hg como resultado positivo.

Se realizaron un total de 78 pruebas durante las tres competiciones. Ningún deportista dio un resultado positivo. Los atletas controlados por modalidad fueron: 6 en atletismo T51, 47 en atletismo T52, 9 en atletismo T53 y 16 en ciclismo manual. En los deportistas controlados la media de tensión arterial sistólica y diastólica fue de 135 mm Hg (rango 98-178) y 82 mm Hg (rango 44-112) respectivamente. Todos los deportistas accedieron a realizar el test. Ningún deportista fue excluido de la competición por DA.

El conocimiento adquirido durante estos primeros controles será utilizado para mejorar el protocolo y desarrollar futuras iniciativas educacionales.

Subir